A falta de un nuevo capítulo del diario de desarrollo de Assasin Creed 2, hoy os traigo el diario de desarrollo de Killzone 2. En este caso tan sólo se realizaron dos capítulos, que como suele ser habitual, sólo se tratan los aspectos artísticos del juego y no los técnicos. Este juego merece ser analizado por su gran y orginal concepto perfectamente llevado a la práctica. Y nada mejor que los propios desarrolladores para explicarnos el proceso que llevó a su concepción.

La gran historia de Killzone 2 nos sumerge en una batalla interplanetaria que constituye una gran alegoría de la segunda guerra mundial. En ella el planeta Helgan, una nación completamente militarizada y al mando del dictador Visari, realiza un ataque contra Vekta, iniciando así un conflicto de grandes dimensiones en el que nosotros controlaremos a un miembro de las fuerzas ISA protectoras del planeta atacado.

La grandeza de este juego no solo está en sus calidad gráfica ni en su gameplay, sino en el cuidado puesto en todos los detalles en cada animación. Mención especial merecen el sistema de impactos, y el diseño de escenarios con una arquitectura claramente inspirada en los régimenes absolutistas de la segunda guerra mundial. Se hace notar en el bando Helgast las influencias nacis en sus soldados, en su símbologia y en su filosofia, pero también en la arquitectura muy similar en ciertos aspectos a la URSS Stalinista.

Si a este juego le únimos el resto de aspectos, junto con un guión con sorpresas y que proporciona gran cantidad de situaciones jugables, encontramos una obra maestra que todo poseedor de una playstation 3 debería tener. Poco más os puedo decir yo, en el video los desarrolladores explican directamente lo que pretendían con los diferentes aspectos artísticos del juego, las situaciones y sus decisiones.