Segundo artículo de la serie en la que explicaremos las filosofía básica del juego web a un nivel más especifico pero con generalizaciones. Nos centraremos en esta filosofía y en el beneficio al videojuego Indie o Alternativo.

La filosofía del juego y su repercusión en el desarrollo indie

Tras una breve introducción acerca del mundo del juego web, debemos comenzar definiendo los principios y bases que lo conforman, es decir su filosofía para después estudiar los posibles beneficios que ofrece tanto al juego Indie como Alternativo, destacando de nuevo el papel que juegan las comunidades de usuarios en su extensión y su gran eficiencia como canal de distribución y publicidad. Cabe mencionar que existirán excepciones que más adelante puntualizaremos, pues en este capítulo nos referiremos al primer tipo de juego web que surgió y que ha evolucionado durante los años, excluyendo del mismo el MMO y las nuevas formas.

La filosofía del juego web se basa en la premisa de hacer disfrutar al jugador con conceptos originales implementados con un sencillez extrema, reduciendo su uso a una muy reducida serie de controles. El porqué es sencillo: el usuario que se dedica a jugar en su navegador en general lo hace por un tiempo limitado, por un desinterés en juegos de mayor complejidad o por no disponer de una máquina potente para jugar. Se podría decir que es el perfil de un jugador casual, que busca diversión sin parafernalias técnicas.

Así la mayoría de juegos desarrollados para funcionar en el navegador no dedican apenas tiempo en exponer un argumento, sino que el concepto del juego cobra el protagonismo desde el primer momento, concepto que además será sencillo ya que si el usuario no puede disfrutar sin complicaciones excesivas del juego en toda su funcionalidad, este no dudará en cerrar la pestaña sobre el que está funcionando y seguir buscando otro que se ajuste más a lo que busca o al tiempo del que dispone.

Por tanto ya hemos encontrado la que quizás sea la principal premisa a día de hoy en el juego web: la sencillez. No puedo evitar especificar “a día de hoy”, puesto que lo que el futuro parece deparar es una mayor integración de las funcionalidades de los ordenadores en el navegador y con ellas los videojuegos. También es evidente que al ritmo al que avanzan las velocidades de linea y dadas pruebas de lo que clasificamos como juegos navegador-discoduro, los videojuegos web ganarán en complejidad progresivamente. Sin embargo, ese momento aún dista considerablemente del actual.

Esta sencillez de la que hablamos es posiblemente la principal motivación que tiene un jugador para hacer uso de su navegador y la web como plataforma de juego. En la mayoría de desarrollos del tipo de juego que nos ocupa, alguno de sus apartados incluirá esta sencillez, puede ser en su concepto, en su gameplay, en su aspecto o en todos los apartados, pero esta será la principal herramienta para conseguir el objetivo: que el mayor número de usuarios juegue al producto resultante.

De la sencillez, del concepto reducido que podríamos calificar de simple y el poco tiempo del jugador sumado a su habitual poca paciencia (comprensible sabiendo que lo que buscan es diversión sencilla o instantánea) se deduce la fugacidad o lo efímero de este tipo de entretenimiento. La mayoría de desarrollos adquiere un tiempo de relevancia directamente proporcional al tiempo que queda publicado en las portadas de las diferentes comunidades, así tiene un tiempo de vida bastante corto que una vez vencido lo condenará al uso esporádico de algunos jugadores más dedicados.

Estos tiempos de vida tan corto favorecen la aparición de modelos o mecánicas predefinidas que al final resultan en productos en apariencia nuevos pero que no son más que leves mejoras de los anteriores. De esta forma se evita que el tiempo de desarrollo anterior se realice en balde.

Así pues queda prácticamente descartado el juego en 3D ya que el reducido tiempo de popularidad no compensa su complejidad de desarrollo y no reporta demasiados beneficios. Otro motivo es que pese a que la velocidad de las lineas ha aumentado, los precios de mantenimiento del hosting siguen estando presentes y a mayor tamaño del juego, mayor gasto por la carga del mismo reduciendo el ya de por si reducido margen de beneficio. Sin embargo, esto no ha impedido que aparezcan iniciativas interesantes, la mayoría campañas de publicidad todo sea dicho, centradas sobretodo en simples y poco jugables juegos de conducción, shooters y algún que otro RPG.

Debemos puntualizar que la argumentación antes expuesta no es válida para juegos Massive Multiplayer Online (MMO) tratándose estos como un aparte dentro del juego web por sus peculiaridades como por ejemplo la necesidad de una dedicación constante. También debemos tener en cuenta el caso del emergente pero aún poco eficiente y atractivo juego convencional por web. Estos juegos intentan llevar al navegador videojuegos que convencionalmente se cargan en el disco duro por su enorme tamaño, más adelante dedicaremos tiempo a este tipo de desarrollo.

La web ofrece una gran plataforma de popularización y distribución a los desarrolladores indie y a los aficionados, convirtiéndolos en los pioneros de la distribución digital. Esto permite que entorno a juegos específicos de estos grupos de desarrollo más modestos se conformen comunidades de fieles y colaborativos usuarios que ayudan y empujan a los proyectos a llegar a buen puerto. Entre las posibilidades que ofrece internet está el juego por web: por su sencillez permite mostrar conceptos que atraigan a los usuarios a la compra.

Una simple prueba de concepto en web a modo de demostración puede ser jugada por miles de usuarios (gracias a las comunidades que generalmente publican los mismos juegos con escaso tiempo de diferencia) y por tanto tiene un gran potencial propagandístico. Este hecho ofrece la posibilidad de crear campañas publicitarias con el mínimo gasto de adaptar una parte del juego a la jugabilidad del navegador, algo sumamente atractivo para compañías que suelen tener presupuestos modestos.

Cabe puntualizar que el éxito de las campañas dependerá de si la demostración adaptada a la web ofrece una experiencia similar al producto final y de como se realice la publicación de la misma. Incluso en el supuesto de que la campaña no remita compradores, (factores como la situación económica, el método de pago o la relación calidad/precio pueden acabar de golpe con el efecto llamada conseguido por la demostración) cada jugador que haya jugado a la versión reducida y adaptada es un potencial comprador futuro que conocerá a la empresa y la tendrá más presente en un futuro.

Se han visto varios casos de videojuegos indie, sobretodo los desarrollados para moviles con pantallas táctiles que permiten nuevos conceptos, en que tras una campaña web con demostraciones flash, shockwave y java han conseguido llegar a un gran número de usuarios y aumentar notablemente sus ventas. Quizá el mejor ejemplo sea Draw Race, un original juego para Iphone que decidió publicar una versión demo en flash y que consiguió aumentar las ventas dado que fue jugado por muchos más potenciales compradores.

No podemos olvidar que dentro del juego web, la mayoría de ellos son desarrollos alternativos de grupos desinteresados, básicamente desarrolladores alternativos sin más objetivo que hacer disfrutar a la gente. De nuevo encontrarán en las herramientas de creación disponibles para el navegador una gran forma de crear grandes juegos de forma fácil y con una extensión superior. Y es que en general alrededor de todo el juego alternativo e indie, sea cual sea su expresión, la comunidad es un factor clave para su éxito.

Como conclusiones acerca de la filosofía del juego por web encontramos la sencillez y la diversión como atributos por excelencia, sobretodo para un público de corte más casual. Este hecho no quita que siga evolucionando hacía conceptos cada vez complejos, llegándose a ver en la actualidad videojuegos que poco tienen que envidiar a los convencionales. Sin duda, otra de las grandes ventajas del juego por web es que a conexiones de velocidad suficiente ofrece diversión casi intantanea, sin embargo, aún encontramos fuertes limitaciones debido a los costes de servidor y las habitualmente insuficientes velocidades de subida. La gran comunidad que tiene a las espaldas el juego web en conjunción con la sencillez y la facilidad que ofrece para crear juegos originales y divertidos, hace que sea una gran opción para publicitar y extender juegos indie, habiendose creado campañas de éxito gracias a demostraciones de este tipo.